Hábitos recomendables

Cuando llegas a casa después de una intensa y larga salida ciclista ¿qué es lo que haces inmediatamente? ¿tienes alguna rutina especial nada más bajarte de la bicicleta? En la mayoría de las ocasiones abrimos la puerta de casa y las prisas se apoderan de nosotros. Si es jornada laborable seguro que vamos con el tiempo justo y si es festivo,  la familia o la  pareja nos estará esperando para no llegar tarde a las citas previstas. Aquí tienes una lista de hábitos recomendables.

 

“Convierte los últimos 10 minutos de tu salida ciclista en un tranquilo paseo”

Está demostrado que completar los últimos kilómetros con un desarrollo suave facilita nuestra recuperación muscular y ayuda a eliminar la tensión de los músculos. Además nuestras pulsaciones recuperarán niveles aeróbicos bajos muy beneficiosos después de la intensidad.

“Si puedes, debes estirar tus músculos nada más llegar”

El mejor momento para completar los obligados estiramientos son los primeros minutos tras bajarte de la bicicleta. Los músculos todavía están calientes y eso facilitará su elongación. Los estiramientos son obligados porque notarás una gran mejoría tras realizarlos y estarás preparado para tu próxima salida. Evitas lesiones y en general tus músculos se vuelven más fuertes. Si no puedes hacerlos en ese momento intenta completarlos antes de acostarte. Existen un gran número de ejemplos de estiramientos para ciclismo que puedes encontrar en la red. Aquí puedes ver y seguir una buena tabla de estiramientos para ciclistas.

“Agua fría en tus piernas y dejarás el músculo relajado”

Ponerse agua fría desde el tobillo hasta los cuadriceps sigue siendo una inmejorable fórmula para que tu músculo se recupere del esfuerzo realizado y alejes esa sensación de pesadez tan típica tras un esfuerzo pedaleando con grandes desarrollos. En invierno nos costará más hacerlo pero en el resto de estaciones no tenemos excusa y verás como se convierte en un rápido alivio para nuestros castigados músculos. Además no malgastarás esa primera cantidad de agua que dejamos correr hasta que alcanza la temperatura que nos gusta.

“Come e hidrátate bien antes de que pase una hora”

Tomar alimentos ricos en hidratos te ayudará a recuperar los depósitos de glucógeno gastados durante los kilómetros realizados. Pero sobre todo hazlo antes de que pase una hora desde que has llegado a casa. Recuperarás antes todo lo que hayas perdido. Si te queda poco margen de tiempo para la hora de la comida ingiere poca cantidad pero que sea rica en hidratos;un plátano y un yogur con copos de avena sería una buena solución

Más hábitos recomendables

No sólo tenemos que cuidar nuestro cuerpo, también el material requiere su cuidado, sobre todo el que está en contacto con nuestro cuerpo como son la ropa, el casco y la cinta del pulsómetro.

“Limpia las marcas blancas que deja el sudor”

Si observas unas marcas blancas en el culotte o en las cintas de sujeción del casco es una demostración de que has perdido sales minerales y aparte de avisarte para que te hidrates convenientemente, es muy recomendable que las limpies con agua inmediatamente. Conozco casos de manchas que se han quedado de por vida al no tratarlas enseguida. Además prolongarás la vida de tu material y siempre será más confortable llevar “todo en orden”.

“Lava con agua y jabón neutro la cinta del pulsómetro”

Aparte de la ropa y el casco, el sudor se concentra de una manera abundante en la cinta del pulsómetro.

Limpiar con agua los electrodos y en general toda la cinta es una tarea que prolongará la vida del pulsómetro y evitará fallos de medición. Después de lavarlo déjalo que se seque al aire, no lo guardes nunca húmedo.

Por último, un consejo relacionado con nuestra bicicleta que te puede salvar de un inesperado pinchazo. Revisa la superficie de tus cubiertas antes de tu próxima salida. Podrías detectar algún cristal incrustado que si no lo sacas en ese momento acabará por penetrar en la cámara.

Otros hábitos recomendables tras una salida ciclista

 

Otros detalles muy aconsejables para la recuperación son la insustituible siesta e incluso un paseo con la familia, bien andando o en bicicleta. Todos estos hábitos, muy recomendables, no te llevarán más de una hora y harán que mejoren tus salidas ciclistas a largo plazo, te encontrarás más cómodo sobre la bicicleta y en general te sentirás más a gusto. Disfrutar pedaleando es el objetivo de todo cicloturista y hay muchos detalles como éstos que te ayudarán a conseguirlo.

Recuerda que el ciclismo es un deporte de fondo en el que la forma se construye con el paso del tiempo y todos los detalles suman en la consecución de disfrutar encima de la bicicleta. Y tú ¿qué hábitos tienes una vez has aparcado tu bici?

La solución que enamora al cicloturista

Sigue a qué grande ser ciclista®

¿Te gustaría formar parte de nuestro sentimiento?

Suscríbete a nuestra newsletter y recibe promociones e historias que hacen "grande" el ciclismo

* Este campo es obligatorio

El BLOG sobre ciclismo y lectura