• Chris Froome
      Chris Froome con su hijo Kellan foto: as

Chris Froome acaba de entrar en la historia del ciclismo, al conseguir su cuarto Tour de Francia. Es innegable que lo conseguido es de un gran mérito. Ahora, la pregunta es inevitable: ¿podrá ganar el quinto y entrar en el grupo de los más grandes junto a Anquetil, Merckx, Hinault e Indurain?

Nuestro director de qué grande ser ciclista ®, Carlos Navascués,  analiza sus posibilidades.

Chris Froome por dentro

“Con toda seguridad estamos ante un momento muy dulce en la carrera deportiva de Chris Froome”

“En su discurso final de París quiso dejar claro a todo el mundo que el apoyo de su familia, en particular el de su mujer, Michelle, es clave en la consecución de sus éxitos. La sacrificada vida de un deportista de élite no es fácil. La convivencia entre los seres más queridos puede convertirse en freno o acelerador para lograr los objetivos. En el caso del ciclista del SKY todo hace pensar que lleva un equilibrio perfecto entre los dos ámbitos que le ayuda a seguir en lo más alto”

“Por otro lado, observo en él que sigue disfrutando muchísimo de su trabajo. La ilusión con la que viene a disputar la Vuelta es muy significativa. Tras tres semanas estresantes en la ronda francesa, muchos son los que necesitan desconectar de la competición”

“Dicen que la infancia vivida nos marca a todos en el futuro. Y la de Froome no fue fácil. Sólo su gran determinación le ha llevado a superar obstáculos que parecían insalvables”

Detalles a favor de Chris Froome

“Froome es un ciclista que, aunque tiene 32 años, llegó tarde a la disputa de las grandes vueltas. Es por ello que su físico podría todavía rendir a gran nivel. Al menos durante los dos siguientes años. Este detalle, que tanto el ciclista británico como su entrenador, Tim Kerrison, han resaltado, le da buenas posibilidades de poder conseguir un quinto Tour”

 

“A su favor se encuentra también el hecho de que Froome es un ciclista con una gran determinación. Todo pensado y planificado para conseguir un objetivo. La osadía con la que él y su equipo SKY afrontan la carrera francesa es una de las razones de sus últimos éxitos. Todos para uno y uno para todos. El hecho de que Froome reciba el apoyo incondicional de sus compañeros de equipo, dice mucho de su carácter. No hay que olvidar que es muy querido también entre sus rivales”

 

“Tenemos que tener en cuenta que Chris Froome ha ganado sus cuatro Tour de Francia con recorridos muy diferentes. Algunos nada favorables a sus características. Demuestra una gran adaptación a los diferentes trazados que propone la ronda francesa. Y no olvidemos que estas cuatro victorias las ha conseguido frente a rivales como Nibali, Quintana, Contador, Valverde, Aru, Urán, Bardet, Pinot  o Porte”

 

“Tampoco pasa desapercibido su deseo expreso de seguir mejorando como ciclista. Sus declaraciones comentando que quiere crecer en aspectos como la estrategia de carrera habla de un ciclista inconformista. El reto de ganar un quinto Tour le motivará sobremanera”

Detalles en contra de Chris Froome

“Sin embargo, en su contra figura la aparición de una nueva generación de corredores, la del 90. Aru, Bardet, Landa, Quintana, Dumoulin o Esteban Chaves, son los que mayores garantías pueden ofrecer en estos momentos. Son ciclistas en torno a los 27 y 28 años que están demostrando un rendimiento muy bueno en rondas de tres semanas. Tanto Aru como Quintana y Dumoulin ya han ganado grandes vueltas, y es lógico pensar que van a ir a más. Y sin duda, habrán aprendido de los errores del pasado. Otros jóvenes como los hermanos Yates o Meintjes podrían incorporarse a este grupo de aspirantes en breve.

 

Además, no podemos olvidar a ciclistas más veteranos, pero en su madurez y con mucha experiencia. Nibali, ganador de tres grandes rondas y siempre temible, la clase de Urán y un Porte que sigue mejorando, son ciclistas muy capaces de asaltar el triunfo final en París”

 

“Es muy probable que Froome ya no sea un ciclista dominador en los próximos Tour. Y llegado ese momento, sus rivales le perderán el miedo. Si ven una debilidad, los ataques serán constantes. Podemos encontrarnos a un favorito defendiéndose y administrando esfuerzos frente a unos rivales hambrientos”