Mujeres ciclistas afganas arriesgan sus vidas por montar en bicicleta.

Mujeres ciclistas afganas arriesgan sus vidas por montar en bicicleta.

¿Sabías que hay mujeres ciclistas afganas entrenando en secreto ante el temor por sus vidas? ; que chicas adolescentes ruandesas han huido de la pobreza gracias al ciclismo; que mujeres voluntarias británicas enseñan a a montar en bicicleta a otras mujeres; que corredoras españolas sacrifican todo por poder competir y reivindican un trato más igualitario en los premios recibidos; que mujeres de todo el mundo se unen para pedalear en el día global del ciclismo de la mujer.

¿Se puede construir el ciclismo del futuro sin contar con ellas? 

No hay ninguna duda que las mujeres aman el ciclismo igual que los hombres. Son apasionadas y disfrutan de las mismas sensaciones: libertad, salud, bienestar. La construcción de un ciclismo mejor y más justo pasará por contar con su participación en muchas de las decisiones que se tomen para mejorar un deporte que tiene que seguir siendo el más grande del mundo.

“La bicicleta es el vehículo idóneo para un cambio social”

La revolución de las mujeres ciclistas en Afganistán

Hace 10 años las mujeres sólo podían montar en bicicleta de esta manera:

 

mujeres ciclistas afganas foto: mountain2mountain.wordpress.com

foto: mountain2mountain.wordpress.com

 

 

En 2006 Shannon Galpin, abandonó su prometedora carrera como entrenadora de atletismo en EEUU  y creó una fundación para facilitar la vida a las mujeres que habitan en zonas conflictivas. Fue el germen de una pequeña revolución. Su nombre: mountain2mountain.

En 2009  se convirtió en la primera mujer que recorrió Afganistán en mountain bike. Y en esta atrevida y peligrosa aventura observó que las mujeres no montaban en bicicleta. A partir de ese momento comenzó a construir un ambicioso proyecto.

“Las mujeres afganas ponen en riesgo sus vidas por el simple placer de montar en bicicleta”

Para la sociedad afgana, andar en bicicleta está considerado una transgresión de sus normas morales, al igual que el adulterio. Shannon quiso romper esa injusta barrera instalada en una sociedad donde las mujeres cuentan nada o muy poco. Se involucró de tal manera que cinco años después ha conseguido crear un equipo ciclista femenino. Son la selección nacional femenina de ciclismo en un país donde sólo los hombres competían. 

“Tienen que entrenar en secreto, cambiar los horarios y los lugares, porque les han llegado a tirar piedras y perseguir con vehículos”

El proyecto de Shannon Galpin y su organización mountain2mountain han vencido un sinfín de dificultades. Sin desanimarse, como si de una carrera de resistencia se tratara, ha conseguido que una marca como LivGiant  les done material tan importante para poder competir como bicicletas, accesorios y ropa.

A su vez están consiguiendo que cada vez más mujeres afganas aprendan a ir en bicicleta y conseguir gracias a ello, una pequeña revolución de la mujer en la sociedad afgana.

Shannon compró varias bicicletas antiguas en un bazar de la parte vieja de Kabul y con la ayuda de un mecánico consiguió dejarlas con un inmejorable aspecto.

“¿Recuerdas tu primera bici?. Tuve el placer de dar a 12 chicas su primera bicicleta. Sus sonrisas fueron maravillosas”

Sólo sus padres o hermanos montaban en bicicleta. Ahora ellas consiguen acceder a sitios donde nadie llega y pueden educar a niños y niñas de zonas rurales muy abandonadas; subidas por primera vez en sus bicicletas gozan de una libertad impensable hace años y recuperan una sonrisa perdida.

“Creo que el deporte es la puerta natural para un cambio social. Crear justicia social e igualdad de género gracias a las dos ruedas”

Shannon necesita conseguir más fondos para continuar con su magnífico proyecto. Se han marcado estar en los juegos olímpicos de 2020. Y antes, quiere que estas chicas comiencen a viajar para poder competir en otros países de Asia. Necesitan un minibus para acompañar y dar seguridad a las chicas en sus entrenamientos; quieren formar entrenadores, iniciarlas en entrenamientos indoor etc…El proyecto es de tal envergadura que sólo está en su principio. La ayuda es tan necesaria como el primer día: +info

Cuando viaja a EEUU, Shannon Galpin imparte conferencias con la finalidad de dar a conocer al mundo la realidad de las mujeres afganas y recaudar fondos. Ante audiencias que expresan su perplejidad ante las situaciones que viven estas chicas ciclistas, la norteamericana les recuerda que en nuestra sociedad hubo un tiempo en que la mujer no podía votar e incluso estaba mal visto que anduviera en bicicleta.

Como toda gran aventura se merece, un documental recogerá la trayectoria de estas primeras mujeres ciclistas en Afganistán. Y contará una historia maravillosa; de valientes mujeres que desafiaron las barreras de género y han puesto en riesgo sus vidas por el simple placer de pedalear:  Afghan Cycles .

Afghan Cycles Trailer from LET MEDIA on Vimeo.

 

La revolución ha comenzado. Mujeres ciclistas.

Te puede gustar

Pin It on Pinterest