Jens-Voigt

 

Le llaman “El caballero de las carreteras”. Es alemán y a sus 42 años ha anunciado que intentará batir el récord de la hora el próximo 18 de septiembre. Jens Voigt es un ciclista auténtico, con una forma de ser que atrae y le hace ser muy querido.  Sus acciones en la carretera y fuera de ella puede definir a la perfección lo que significa la palabra “ciclista”.

El alemán Jens Voigt (42) se retira a final de temporada tras el récord de la hora y como él dice “me he ganado un merecido descanso junto a mi mujer y mis 6 hijos tras 17 años como profesional”.

Jens Voigt acumula una legión de seguidores por todo el mundo gracias a su original forma de entender el ciclismo que ha seguido fielmente durante su carrera como profesional. El alemán ha protagonizado un buen número de escapadas en solitario, muchas de ellas sin compañía; la mayoría con muchísimos kilómetros por delante y sin querer mirar atrás. Estos desafíos han causado admiración en todo el mundo. En el mismo País Vasco, una de las mejores aficiones del mundo, tiene auténticos seguidores que le recibían con los brazos abiertos cada vez que Voigt se acercaba a esas tierras a disputar la Vuelta al País Vasco.

El detalle que el alemán les tenía preparado es una muestra más de su increíble carácter. A todos los aficionados vascos, en su adiós, les dirigió una emotiva carta de agradecimiento.

 

¿Qué tiene Jens Voigt que lo hace tan “distinto”?

Sus rivales califican al alemán como un “ciclista condenadamente bueno”; Cancellara, los hermanos Schleck, Carlos Sastre, entre muchos, han hablado maravillas de un ciclista inusual, fiel con sus jefes de filas, de los que agrada a todo el mundo.

Una anécdota que le define a la perfección, es la que protagonizó en una de sus grandes escapadas. Marchaba junto al español Juanma Gárate, pero al final no le disputó la victoria porque “no le pude dar ningún relevo, no me merecía el triunfo”.

Los periodistas lo consideran divertido y diferente; es sincero (característica que se echa en falta entre los ciclistas profesionales) y ofrece buenos titulares de prensa. Sus expresiones son tan originales e ingeniosas que se han llegado a recopilar en un álbum de expresiones de Jens Voigt.

¡Callad piernas!

 

Ésta es quizás la expresión más conocida del ciclista, hábil como pocos en expresar lo que significaban esas cabalgadas en solitario soportando un dolor intenso en todo su cuerpo y luchando contra su cabeza por no bajarse de la bicicleta en esos momentos.

Otra faceta de Jens Voigt que lo diferencia de otros ciclistas es su paciencia para soportar a los numerosos aficionados que se acercan hasta él para pedirle autógrafos o hacerse fotografías junto a él. Mientras otros ciclistas desaparecen raudos a recuperarse, a él no le importa hablar, escuchar y poner su nombre en variados objetos y todo permaneciendo de pie, actividad nada aconsejable muscularmente  tras disputar una etapa o carrera.

Cuentan que en una presentación de su marca de bicicletas, TREK, estuvo ¡4 horas! hablando con todos los asistentes. Por supuesto, fue el último ciclista en permanecer hasta el final del acto. Su determinación, espíritu de lucha y sacrificio queda reflejado en este excelente vídeo.

 

El palmarés de Jens Voigt

Estas son algunas de sus cifras tras 17 años como profesional:

 

65 victorias en múltiples grandes vueltas y carreras de una semana

2 veces maillot amarillo del Tour de Francia

2 etapas en el Tour de Francia

2 veces ganador de la Vuelta a Alemania

4 veces ganador del Criterium Internacional

Ganador del Tour del Mediterráneo

 

Estamos ante la retirada de un ciclista genuino. El 18 de septiembre acudirá al velódromo de Grenchen (Suiza) a intentar poner un brillante remate a su trayectoria con la consecución del récord de la hora. Luego, en enero de 2015 se despedirá ante la afición alemana durante los seis días de Berlín.

Así ha dejado escrito cómo quiere ser recordado:

“Un ciclista fiel y duro trabajador, que siempre tuvo una sonrisa para todos. Ojalá inspire a uno o más ciclistas. Para que se levanten después de una caída, después de un mal resultado o tras un fracaso en la vida. Si Jens lo ha hecho por qué no lo puedes hacer tú”

Mientras valora a qué dedicarse a partir de 2015, “necesito seguir trabajando, no soy millonario”, es probable que veamos a Jens Voigt con su furgoneta, su mujer y sus seis hijos a cuestas, quién sabe si viendo ciclistas por alguna de las carreteras más bellas del mundo.

Pin It on Pinterest