Marianne-Vos-2

Marianne Vos busca siempre nuevos retos para mantener su motivación

 

 

“Marianne, ¿por qué no compites con los hombres?”. Esta pregunta se la formuló su manager deportivo, Jeroen Blijlevens, hace dos años cuando la holandesa, la reina del ciclismo mundial, conseguía victoria tras victoria en disciplinas tan diferentes como la carretera, el ciclocross e incluso la pista.

La iniciativa de su director iba encaminada a que Marianne Vos siguiera motivada y no perdiera el “hambre” de ganar. Para ello pensó que si enrolaba a Marianne en un equipo masculino podría seguir mejorando como profesional. Sabía que no conseguiría victorias, pero  sin duda alguna Marianne Vos podría subir un peldaño más en su nivel.

Aquello no se llevó a cabo y ahora, con 27 años, la mejor ciclista de todos los tiempos prepara un nuevo reto: conseguir la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de 2016 en la modalidad de mountain bike. Desafíos para seguir mejorando, buscar sus propios límites y no estancarse.

Marianne Vos: jugar al ratón y al gato

A Marianne le han preguntado en numerosas ocasiones qué es lo que hace para continuar con esa inagotable ambición carrera tras carrera. Hay que recordar su increíble y extenso palmarés, conformado por un número inigualable de victorias en todas las competiciones y disciplinas más importantes del calendario ciclista femenino.

“Siento una gran pasión por el ciclismo y jugar al ratón y al gato forma parte de cada carrera”

Para Marianne cada carrera es diferente y las rivales también, lo que “las hace las competiciones más excitantes”. La holandesa despliega tácticas inteligentes y creativas porque “la emoción de las carreras siempre me mantiene motivada”.

Sus palabras quedan reflejadas perfectamente en este emocionante vídeo, grabado desde la propia cámara a bordo de la bicicleta de Marianne. Son los tres últimos kilómetros de la course by le tour de France que se celebró el mismo día que el Tour de Francia llegaba a París. Su grito final es un testimonio fantástico de lo que significa un victoria muy trabajada.

Marianne Vos: la ingeniera biomecánica

Otro de los elementos que le ayudan a seguir mejorando día a día es su conocimiento de los avances técnicos dentro del ciclismo. Estudió ingeniería biomecánica y el padre de Marianne, Henk, gran aficionado y practicante de ciclismo, adquirió unos platos ovalados (Q Rings) a la empresa española Rotor, cuando Vos cumplió los 16 años. Desde entonces, Marianne es la embajadora de esta compañía y colabora con ellos para seguir evolucionando un sistema innovador que evita los puntos muertos en el pedaleo.

Los chicos, derrotados por Marianne Vos

Con 6 añitos ya iba en bicicleta con frecuencia y acompañaba a su hermano mayor a las carreras. Comenzó a competir con 8 años y su afición iba en aumento. “Recuerdo un año que el Tour de Francia pasó cerca de nuestra casa. Marianne se volvió loca intentado conseguir autógrafos de los ciclistas”, comenta su padre.

Rápida, fuerte y con una mentalidad ganadora, Henk vio pronto el gran futuro que le esperaba a Marianne. En categorías inferiores competía con chicos a los que ganó en numerosas ocasiones. Marianne Vos no se olvida de aquellos años y ofrece consejos llenos de sentido común hacia los que empiezan: “asegúrate de estar siempre preparado antes de tu carrera; planea todo y que no haya nada más que tú pudieras haber hecho”

“Un buen ciclista es un ciclista relajado”

Y por último, les ofrece la mejor ayuda que puede recibir un principiante: “disfrutad , es lo más importante por encima de todo lo demás”

Este vídeo repasa la biografía de Marianne Vos. El momento en que su padre saca una caja llena de medallas es memorable (está en holandés)

La vida de Marianne Vos cambió en 2006

En 2006 la holandesa consiguió el doblete como campeona del mundo en ruta y en ciclocross. Aquello supuso un radical cambio en su vida personal.

“Yo no entré en el deporte para hacerme rica o famosa”

Tranquila y reservada, tras su doble triunfo a Marianne le decían cómo peinarse, cómo vestir o hablar en público. “Afortunadamente lo superé y supe sobrellevar esa presión porque lo que más me gusta es correr, entrenar y disfrutar pedaleando”

Marianne Vos es su propia entrenadora y a pesar de “ser ambiciosa y llevar mal perder”, es una excelente compañera de equipo  como lo ha demostrado ayudando a ciclistas de su equipo a conseguir victorias. En las carreras se le puede ver acompañada por su hermano Anton, fotógrafo que expone ante el mundo ciclista instantáneas de los grandes triunfos, y también derrotas, de esta superdotada ciclista.

Está muy presente en las redes sociales, y como curiosidad  sus entrenamientos en Strava están publicados en su página web personal.

Servir de inspiración para las mujeres

“No sólo sueño con una medalla olímpica, sueño con más y mejores oportunidades para hacer el ciclismo más accesible para las mujeres”

Marianne forma parte de un grupo de trabajo en la UCI con el objetivo de desarrollar nuevas iniciativa para poder cumplir ese deseo. Su sintonía con Brian Cookson, presidente de la Unión Ciclista Internacional, es buena y espera sacar rendimiento de ello.

“No podía desear una vida mejor”

Ésta es Marianne, la chica que todo lo gana, la “Eddy Merckx del ciclismo femenino” , la reina, pero sobre todo una ciclista que sigue con la misma ilusión y motivación que cuando empezó con 8 años. Y eso es admirable.

En 2016 su leyenda puede seguir creciendo. Marianne Vos ya se ha puesto manos a la obra.

Pin It on Pinterest