Pedalear en silencio Fotografía de Luis Belloch

Pedalear en silencio
Fotografía de Luis Belloch

¿Cuándo fue la última vez que lograste pedalear en silencio? ¿Has rodado escuchando el sonido de tu aliento? ¿el susurro del viento? ¿el roce de las ruedas con el asfalto o el canto de los pájaros?

No es fácil. Nuestras prisas diarias hacen muy complicado poder sentir todo lo anterior. Y durante el fin de semana preferimos rodar en compañía de los amigos. A la gran mayoría de los ciclistas o cicloturistas, cuando les preguntan qué es lo que más les gusta de su afición suelen responder:  la sensación de libertad que proporciona.

“Es preciso perderse para empezar a escuchar” (Carmen Pardo Salgado)

Sin embargo, en muchas ocasiones esa libertad que nos ofrece la bicicleta no la podemos acompañar del silencio. Necesario si queremos escucharnos a nosotros mismos. Existen muchos ciclistas que reconocen que gracias a pedalear en silencio han conseguido poner en orden sus ideas. Han tomado grandes decisiones a nivel personal y profesional.

Es indudable que se puede conseguir un bienestar muy alto gracias a momentos tan sencillos como escuchar el propio corazón. Aislarnos de lo superfluo.

Un vídeo que os puede servir de inspiración para disfrutar pedaleando en silencio es el que realizó la empresa inglesa Rapha. El video se titula “Spring Summer” y en él sólo escuchamos lo verdaderamente importante.

Los ciclistas más acostumbrados a pedalear en silencio son los que participan en Brevets o marchas de larga duración. Muchas veces tienen que rodar por la noche en condiciones muy duras. Son auténticos cicloturistas de larga duración llamados randonneurs.

La fuerza mental de estos ciclistas es increíble. A pesar de las inclemencias meteorológicas o molestias físicas derivadas de las larguísimas horas pedaleando, consiguen el sueño de finalizar la prueba. Para saber cómo es la sensación de rodar por la noche con la única compañía de las estrellas podéis leer: una experiencia inolvidable

¿Qué necesitas para pedalear en silencio?

Elige una ruta de ensueño

Madruga

No tengas prisa por regresar

No ruedes al límite de tus fuerzas

Siente tu aliento

Concéntrate en escuchar tu otro yo

Una vez se retiran de su carrera profesional, muchos ciclistas reconocen que a partir de ese momento disfrutan enormemente de sus rutas. Sin prisas, sin la necesidad de realizar series o tener que completar el número de kilómetros obligados por el plan de entrenamiento.

Los cicloturistas somos muy afortunados de hacer lo que más nos gusta.

Otro ejemplo de inspiración para pedalear en silencio. Este vídeo de “Rapha”, auténticos maestros en el arte de inspirar grandes emociones, aporta belleza a este deporte. Esta vez las imágenes son apoyadas por una emotiva música (Atlantique Nord, de Jann Tiersen).

La música nos puede ayudar a encontrar esa paz interior para pedalear. Un consejo del compositor y músico Beethoven:

“Nunca rompas el silencio si no es para mejorarlo”