quebrantahuesos

Quebrantahuesos, algo más que una marcha cicloturista Fotos: qué grande ser ciclista

Quebrantahuesos y cicloturismo forman juntos un fenómeno social desde hace más de 25 años. Quebrantahuesos inspira, motiva y seduce a numerosos aficionados y practicantes de ciclismo. A pesar de su gran dureza o quién sabe si por eso mismo, todos quieren completarla al menos una vez en sus vidas. Su éxito es de tal magnitud que año tras año atrae a cicloturistas de todo el mundo.

Desde qué grande ser ciclista ® solicitamos a tres cicloturistas con gran experiencia en marchas y que han participado en la quebrantahuesos, que compartan con todos vosotros algunos aspectos sobre este multitudinario evento ciclista.

 

Nicolás, Pedro y Lorenzo: tres cicloturistas y una pasión

 

quebrantahuesos

De izquierda a derecha: Nicolás, Pedro y Lorenzo. Tres experiencias sobre la Quebrantahuesos.

A nuestros tres protagonistas les une una inmensa afición por este deporte. Como muchísimos cicloturistas, compaginan trabajo, familia y ciclismo con enorme esfuerzo y sacrificio. Los tres son ciclistas muy experimentados y asiduos participantes en marchas cicloturistas. Sus aportaciones sobre lo que significa la QH pueden servir de ayuda a todos los que van a participar por primera vez.

 

Nicolás Camarero y el ciclismo como causa social

 

Nicolás Camarero finalizando la Quebrantahuesos. Foto: Kris Moya (krismoya.es)

Nombre: Nicolás Camarero

Edad: 45 años

Participaciones en QH: 6

Lugar de residencia: Molins de Rei (Barcelona)

Nicolás es un cicloturista convencido que el ciclismo puede convertirse en una herramienta social muy importante. Es organizador junto a su club, veloclub excursionista, de una marcha cien por cien solidaria. Además, Nicolás Camarero está muy comprometido con las causas del respeto en la carretera y por una ley justa.

Suele participar en varias marchas cicloturistas al año y sabe perfectamente lo que se necesita para llegar en buenas condiciones a la salida de la Quebrantahuesos.

Muy activo en redes sociales, podéis consultar su blog, un escaparate desde el que se dirige a todos los cicloturistas con artículos de gran interés: www.nicolascamarero.com

 

Pedro Redondo: ejemplo de constancia

 

quebrantahuesos

Pedro, durante una de sus participaciones en la Quebrantahuesos.

Nombre: Pedro Redondo Martínez

Edad: 47

Participaciones en QH: 6

Lugar de residencia: Valencia

Pedro es un buen ejemplo de cicloturista constante. No puede salir en bicicleta todo lo que le gustaría. Para él es tan importante una salida de una hora entre semana, como las rutas más largas del fin de semana. Todo suma para poder mantenerse en forma y asistir en condiciones a la Quebrantahuesos.

A Pedro le gusta muchísimo todo lo que rodea al mundo de la bicicleta y al ciclismo. Sigue muy de cerca las novedades en material, el transcurso de las competiciones etc…  Ha repetido varias veces en la Quebrantahuesos y ha sufrido ediciones muy duras como la famosa del 2010.

 

Lorenzo Buitrago y los retos como motor para seguir mejorando

 

quebrantahuesos

Lorenzo Buitrago, a la izquierda, en la zona de salida y llegada de la Quebrantahuesos

Nombre: Lorenzo Buitrago

Edad: 48

Participaciones en QH: 1

Lugar de residencia: Cabrera de Mar (Barcelona)

 

A Lorenzo le gustan los retos. Es un cicloturista que busca nuevos objetivos cada temporada que le mantengan motivado y muy activo. Su calendario de marchas suele abarcar un amplio territorio por toda la península. Metódico con los entrenamientos, Lorenzo transmite excelentes conocimientos y una gran pasión por el ciclismo a través de sus plataformas en redes sociales.

 

 Consejos para los que participan por primera vez

 

quebrantahuesos

Seguir los consejos de los más experimentados puede sernos de gran ayuda. Foto: qué grande ser ciclista

Aunque no es amigo de dar consejos, Nicolás cree que la primera vez “hay que disfrutar del recorrido y del ambiente, olvidándose del crono. Si uno acude por primera vez lo mejor es empaparse de todo lo que allí se cuece, parando en avituallamientos, hacerse fotos etc…”

No debemos olvidar la dureza del recorrido: 205 kilómetros y cuatro puertos de montaña. Dos de ellos cimas de prestigio en el Tour de Francia.

Pedro coincide plenamente con Nicolás. Explica que “la QH sin los Pirineos no sería igual, por lo que hay que ser conscientes del paisaje por el que estamos pedaleando y saborearlo de principio a final”

Lorenzo se expresa en la misma línea que sus compañeros y es muy claro. “A mí me dieron el mismo consejo: disfrutar de un recorrido fantástico por los Pirineos”

 

Lo más duro del recorrido de la QH

 

quebrantahuesos

No debemos olvidar nunca que la QH es muy, muy dura. Foto: qué grande ser ciclista

“Seguir una rueda equivocada, descuidarnos con la alimentación o la hidratación, o incluso gustarnos demasiado puede hacer de cualquier tramo del QH una auténtica emboscada”, así de claro lo expresa Nicolás.

En cuanto a los tramos de mayor dureza, todos coinciden: los cuatro últimos kilómetros del Marie Blanque y el interminable Portalet, juez implacable de la marcha cicloturista

Nicolás, además, añade: “en el tramo final de la QH destacaría dos rampas que nadie habla de ellas pero que si llegas “tierno” te sacan de punto: la rampa que te deja en la carretera principal al salir de la carretera de Hoz de Jaca y la cuesta de Cartirana justo antes de entrar en Sabiñáñigo. Cortas pero de esas que te acuerdas de más de uno”

 

El momento más feliz de un fin de semana QH

 

¡Acaba la quebrantahuesos con una sonrisa! Foto: qué grande ser ciclista

Para Lorenzo, el momento más especial de todo el fin de semana es la salida. Juntarse miles de cicloturistas y esperar al aviso de inicio de la marcha es para muchos uno de los momentos de mayor e intensa emoción.

“Cruzar la línea de llegada con una sonrisa”, así define Nicolás cómo sería su mejor momento de todo el  fin de semana.

“Detrás de esa sonrisa hay muchas cosas que tienen que alinearse. Desde una climatología favorable hasta pasar por no sufrir ningún percance. Pero sobre todo, al margen de estos dos apuntes que acabo de indicar, lo más importante es saber que he dado mi mejor versión, que los meses de trabajo previo han servido de mucho y que el objetivo que me había marcado antes de salir se ha cumplido satisfactoriamente”

Nicolás continúa explicando el porqué de esa sonrisa: “alguno tendrá la tentación de asociar esto con un buen resultado… ¡nada más lejos de la realidad! Un buen resultado, al menos para mí, no deja de ser una circunstancia más y consecuencia directa de esa sonrisa”

Pedro recuerda con nostalgia los años en que los últimos tres kilómetros del Portalet se recorrían en medio de un auténtico pasillo humano. ” Me sentía enormemente feliz, estaba completando el recorrido y el ánimo de la gente me daba una fuerza extra para poder llegar a la meta de Sabiñánigo”

Ahora, la seguridad es prioritaria. Es una prueba cerrada al tráfico motorizado. Como contrapartida, el acceso a la cima del Portalet es mucho más complicado para todos aquellos que quieran esperar el paso de los cicloturistas.

 

El detalle del alojamiento en la Quebrantahuesos

 

quebrantahuesos

Entornos para disfrutar del fin de semana de QH: el embalse de Lanuza en pleno Valle de Tena. Foto: qué grande ser ciclista

Todos los años se producen casos de cicloturistas que llegan tarde a la línea de salida. En muchos casos el desplazamiento a primera hora de la mañana hasta Sabiñánigo suele ser motivo de prisas, imprevistos y problemas. No hay que descuidar la búsqueda de alojamiento para el fin de semana de la QH.

Pedro nos aconseja el mismo Sabiñánigo, “por la comodidad que ello representa. Sin embargo, para viajar con la familia en la zona del Valle de Tena y en un radio de 30 kilómetros, hay localidades de gran belleza pirenaica. Pueden ser un complemento perfecto para el fin de semana”

Pedro destaca Gavín. Se encuentra situado cerca de Biescas, otra localidad perfecta para alojarse: “es un pueblo muy tranquilo y acogedor con un entorno urbanístico muy cuidado y en el que te ofrecen un trato excelente”.

Jaca, por su gran oferta de alojamiento, suele ser uno de los puntos preferidos por parte de los participantes. Además, entre otras, Escarrilla, Tramacastilla, Panticosa o Sallent de Gállego forman un conjunto de localidades ideales para disfrutar del fin de semana rodeados de la belleza de los Pirineos. En cualquier caso hay que planificar muy bien el tiempo que nos costará llegar a Sabiñánigo, aparcar y prepararnos para la salida.

 

¿Cómo te atreves a volver?

 

quebrantahuesos

Repetir participación en la QH. Foto: qué grande ser ciclista

Ésta es la pregunta más habitual que le formulan a un participante de la quebrantahuesos cuando acaba una prueba tan exigente. A pesar de que muchos cicloturistas, cuando cruzan la meta, no piensan volver, a los pocos días todos desean repetir en una nueva edición.

Nicolás resume esa ilusión perfectamente:

“Todos los años me digo: Nicolás, este año es el último que vienes a buscar tiempo. El año que viene toca salir desde atrás y olvidarte de cronos e historias”. Pero conforme llega el gran día te vas calentando y acabo por darlo todo con la ilusión de un principiante.Supongo que también suma los reencuentros con amigos que año tras año nos damos cita allí y las relaciones que en muchas ocasiones se entablan y que perduran a lo largo de todo el año, aunque sea en la distancia. Si no tuviera esa ilusión del primer día, creo que ya no me inscribiría”

Lorenzo nos cuenta su reflexión al finalizar la marcha: “si he logrado el objetivo marcado, sea cual sea, me siento satisfecho. Repetir dependerá de otros retos que me proponga en la temporada”

Pedro es de los que repite siempre que puede: “para mí es muy especial rodar por estos paisajes y me sirve para prepararme con ilusión todo el año”

Para repetir una experiencia de esta magnitud, es importante que de alguna manera demos con las claves para regresar feliz de la Quebrantahuesos.

 

¿En qué puede mejorar la Quebrantahuesos?

 

A Lorenzo no le gustan los primeros kilómetros de la marcha. Son los que se circula por la autovía en dirección a Jaca. Es sin duda uno de los momentos de mayor peligrosidad por el número de cicloturistas agrupados que circulan a alta velocidad. Muchos cicloturistas, como Lorenzo,  advierten del peligro durante esos kilómetros.

Además nuestros protagonistas echan de menos detalles que se han perdido con los años.

Pedro piensa que hace unos años en la quebrantahuesos se vivía un ambiente más familiar. “Ahora te abruma la magnitud de todo el evento”

Viajar con la familia era antes más fácil, tal y como explica Pedro: “hace unos años ibas con la familia y todos podíamos comer juntos en el mismo espacio, no hacía falta presentar un ticket o permiso especial”

 

Conoce el recorrido de la QH: vídeos “on board”

 

Para poner punto final a las experiencias de nuestros tres protagonistas, desde qué grande ser ciclista ®  os queremos presentar estos dos vídeos grabados por cicloturistas, Creemos que pueden ser de gran ayuda si no habéis rodado antes por el trazado de la quebrantahuesos. ¡Suerte a todos los participantes!