Anna Kiesenhofer en pleno esfuerzo durante la prueba olímpica Tokyo 2020

Su triunfo fue tan inesperado que la gran favorita, la holandesa Anemiek Van Vleuten, cruzó la meta pensando que había ganado el oro cuando en realidad era plata. Recordemos que en los Juegos Olímpicos corren sin los conocidos pinganillos (comunicaciones por emisora)

Anna Kiesenhofer (30 años) es una profesora austriaca que dio clases de matemáticas en la prestigiosa Escuela Politécnica de Lausana (Suiza) y en la actualidad lo hace en su país. Disputó los Juegos Olímpicos de Tokyo 2020 sin entrenador, sin equipo (única participante por su país) y sin apenas experiencia rodando dentro de un numeroso pelotón.

Y fue precisamente ese temor a rodar entre el peligroso enjambre de ruedas el que le llevó a escaparse desde el primer kilómetro junto a otras cuatro competidoras. Antes de la prueba, su esperanza era quedar sobre el puesto vigesimoquinto. Al final, tras 137 kilómetros de carrera la potente selección holandesa no pudo reaccionar y Anna Kiesenhofer logró un oro histórico para una ciclista que no es profesional. Esta es la grandeza del espíritu de las Olimpiadas donde se mezclan amateurs y profesionales.

La increíble victoria de la ciclista amateur ha servido para visibilizar y dar más publicidad al ciclismo femenino cuyas ciclistas todavía soportan muchos agravios comparativos con los ciclistas de la categoría masculina.

Anna Kiesenhofer en España

La vida ciclista de Anna, como la de muchas mujeres ciclistas ha estado rodeada de grandes dificultades. Compaginar estudios o una profesión con el deporte de élite es realmente complicado.

En sus inicios compitió en duathlon y triathlon pero unas lesiones le aconsejaron centrarse sólo en el ciclismo.

En 2016 Anna Kiesenhofer disputó una temporada de carreras en España. Lo hizo enrolada en un equipo de Sant Feliu de Guíxols (Girona) y consiguió vencer la general de la Copa de España en categoría amateur. Más tarde, mientras estaba estudiando en la Universidad la carrera de matemáticas, obtuvo una victoria importante en el Tour de Femenin international de l’Ardeche y fue cuando un equipo profesional, el belga Lotto Soudal, se fijó en ella.

Apenas duró un año. Problemas en la columna le llevaron a abandonar el equipo para regresar al ciclismo tres años después en 2019.

«En mi carrera ciclista he encontrado personas que te dicen cómo tienes que hacer las cosas. Tuve buenos entrenadores en el pasado pero al final me he dado cuenta que algunos de ellos no saben tanto y que muchas de las cosas que proponen no son adecuadas para mí. Quiero seguir haciendo deporte sin que afecte a mi salud».

Anna Kiesenhofer

La ciclista austriaca decidió entrenarse por su cuenta y fijarse ella misma las pautas de nutrición. A partir de ese día, Anna sólo disputa carreras de contrarreloj y evita siempre las pruebas en pelotón. Ha conseguido tres veces el campeonato de Austria en la lucha contra el cronómetro.

Anna no quiere ser profesional

El oro olímpico no ha cambiado su forma de pensar.

«El ciclismo ocupa un gran espacio en mi vida pero no lo es todo»

Anna Kiesenhofer

La idea de la ciclista austriaca es seguir compaginando su trabajo con las pruebas de contrarreloj. No tiene intención de firmar un contrato con un equipo World Tour (la máxima categoría) pero sí que quiere continuar con las pruebas de contrarreloj.

Anna es autodidacta y una gran lectora de literatura científica sobre entrenamiento deportivo. Preparó los Juegos Olímpicos con «protocolos de aclimatación isotérmica al calor» siguiendo las líneas de investigación científica sobre este aspecto.

«No soy la clase de ciclista que sólo se dedica a dar pedales. Trabajo mi cerebro, tomo mis propias decisiones y planifico mi acción en carrera. Sé cuántos geles debo tomar y en qué cantidad, por ejemplo. Estoy orgullosa de ello»

Anna Kiesenhofer

Anna va a continuar haciendo lo que ama. Compaginará su profesión con su carrera ciclista.

«El principal cambio tras el oro olímpico va a ser el de mi carácter. He ganado mucha autoconfianza y creo fuertemente en mí misma. No estoy segura de que cambiará ahí fuera, pero mantendré mi trabajo y continuaré pedaleando como lo hacía antes de esta victoria»

Anna Kiesenhofer
El resumen de la prueba de ciclismo femenino Tokyo 2020

Pin It on Pinterest