camiseta Tourmalet
Tourmalet Probablemente el mejor regalo para un ciclista sea subir el Tourmalet. foto: qué grande ser ciclista

Probablemente el mejor regalo para un cicloturista sea subir el Tourmalet. foto: qué grande ser ciclista ®

Tourmalet significa “camino de mal retorno”

Col du Tourmalet, el coloso, el gigante, el mito de todas las subidas; el puerto más deseado del mundo, aquel que todos los cicloturistas sueñan con subirlo una vez en sus vidas. Y la primera, será la más recordada, la que nos acompañará en nuestros pensamientos para siempre, y por supuesto la que nos hará sentirnos grandes por haberlo coronado.

Este es el relato de un cicloturista que decidió hacerse el regalo más bonito en homenaje a su medio siglo de vida: subir el Tourmalet con 50 años por vez primera también es una hazaña, ¿no creéis?

Me presento

“Tengo 50 años y se puede decir que llevo montando en bicicleta desde los 3 años. He tenido etapas de mi vida en las que he pedaleado muchísimo y otras en las que mi querida bicicleta fue olvidada. Me cuido todo lo que puedo e intento no pasar una semana sin salir dos veces en bicicleta. Si lo puedo hacer tres o cuatro veces me considero muy afortunado. Llevaba mucho tiempo deseando subir los puertos de montaña de mayor renombre de la parte francesa de los Pirineos. Y era el Tourmalet el que más me atraía por su historia llena de épica y leyenda propia de las mejores novelas. Cumplir los 50, edad en la que muchos lo celebran con fiestas sorpresa o viajes extraordinarios, era la ocasión perfecta para realizar mi deseo aprovechando unos días de vacaciones en familia”

Los preparativos

maleta para ropa y accesorios de ciclismo

Vista interior de la maleta para ropa y accesorios de ciclismo

Los días previos al viaje son muy importantes. Hacer una lista con todas aquellas cosas imprescindibles para el gran día te puede salvar de algún desagradable despiste.

Que no te falten nunca prendas tan necesarias en los Pirineos como son el chubasquero, chaleco, manguitos o perneras. Prever cualquier circunstancia nos ayudará a disfrutar más llegado el momento.

Un producto tan versátil y funcional como nuestra maleta para ropa y accesorios de ciclismo es una buena solución para guardar todo ordenado y no olvidarnos nada.

El viaje

Tourmalet Homenaje al Tour de Francia y los Pirineos, imprescindible. foto: qué grande ser ciclista

Homenaje al Tour de Francia y los Pirineos, imprescindible. foto: qué grande ser ciclista

“El recorrido hasta Francia lo hice saboreando cada kilómetro y cada localidad. Recomiendo una parada en el área “Les Pyrénées” en el km 129 de la autopista Bayona-Toulouse; allí respirarás ciclismo y te empaparás de la historia del Tour de Francia al ver el monumento erigido con las ocho figuras ciclistas que homenajean a la ronda francesa y a los Pirineos. La novena, es la figura que te espera en lo alto del Tourmalet, el llamado gigante”

Tourmalet ocho figuras componen el homenaje al Tour y los Pirineos. La novena se encuentra en el Tourmalet. foto: qué grande ser ciclista

Ocho figuras componen el homenaje al Tour y los Pirineos. La novena se encuentra en el Tourmalet. foto: qué grande ser ciclista ®

 

Elegir una vertiente

Tourmalet Estatua dedicada a la increíble hazaña de Eugène Christophe foto: qué grande ser ciclista

Estatua dedicada a la increíble hazaña de Eugène Christophe
foto: qué grande ser ciclista ®

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

“Tenía claro desde el principio que la vertiente a afrontar iba a ser la que sale del pueblo de Campan y que en 6 kilómetros te acerca a St. Marie de Campan, el lugar donde la leyenda del Tour te enseña lo que realizó Eugène Christophe, un ciclista que iba en cabeza de la etapa y tuvo que cargar su bicicleta 10 kilómetros al hombro hasta una herrería donde él solo, sin ayuda y vigilado por dos comisarios, tuvo que arreglar su maltrecha horquilla. Era el 9 de julio de 1913.

Es la subida más televisada, la que viene del col d’Aspin, otro mito, otra subida llena de historia que merece la pena. Consulté la altimetria y perfil en la revista Pedalier, ahora rebautizada Ziklo, que disponen de una excelente bibliografía para quien desee afrontar puertos pirenaicos. Estudié los kilómetros, las pendientes y seguí las indicaciones y consejos que narra la revista mencionada. Todo listo para emprender los 23,5 km de subida desde Campan”

A pedalear

Tourmalet Es aconsejable mirar con detenimiento la altimetría foto: qué grande ser ciclista

Es aconsejable mirar con detenimiento la altimetría
foto: qué grande ser ciclista ®

“Era consciente que no podía calentar lo adecuado así que la decisión de salir desde Campan estimo que es muy recomendable. Son pendientes al 3% que te acercan en 6 kilómetros a St. Marie de Campan, donde se encuentra la primera cuesta con porcentajes del 10%. Inicié la ascensión con respeto, no con miedo, pero decidí olvidarme de la cadencia y solo escuché a mis piernas. También a mi corazón (siempre llevo pulsómetro) tratando de alcanzar lo más tarde posible mi zona anaeróbica. Cuando llegas a la localidad de Gripp sabes que a partir de ahí ya no va a ver descanso alguno en los 13 kilómetros que restan. Mientras pedaleas, aprendes que el Tourmalet imprime su majestuosa dureza, sin pausa ni alivio, sus pendientes te exigen una concentración total porque el sufrimiento te va a acompañar hasta el final”.

 

Cuando ves este cartel significa que ya no habrá tregua hasta el final, 13 kilómetros hasta coronar. foto: qué grande ser ciclista

Este cartel significa que ya no habrá tregua hasta el final, estás en Gripp y quedan 13 kilómetros hasta coronar.
foto: qué grande ser ciclista ®

 

La primera curva de herradura y las viseras

“Cuando llegas a la primera curva de herradura comienza el cambio de paisaje, la vegetación desaparece y pronto vislumbras las famosas viseras y las imponentes verdes praderas a tu derecha. La pena es que si quieres admirar esta impagable naturaleza tendrás que bajarte de la bici. La verdad es que en estos kilómetros me costó muchísimo un gesto tan sencillo como echar mano del bidón, prueba de que la dureza no da descanso alguno. En ese momento entendí porque era el lugar elegido para los ataques entre los grandes del pelotón

Tourmalet Pasar por las viseras exige una gran concentración ya que la pendiente no bajará del 10% hasta el final. foto: qué grande ser ciclista

Pasar por las viseras exige una gran concentración ya que la pendiente no bajará del 10% hasta el final.
foto: qué grande ser ciclista ®

Tourmalet Este es el lugar donde el mencionado Eugène Christophe rompió su horquilla en pleno descenso. foto: qué grande ser ciclista

El lugar donde el mencionado Eugène Christophe rompió su horquilla en pleno descenso tiene su recordatorio.
foto: qué grande ser ciclista ®

 

Terrible La Mongie

“Me pareció terriblemente duro atravesar la estación de Ski de La Mongie. Llevas más de una hora subiendo y cruzas los bloques de apartamentos entre una constante pendiente del 10% y 12%. Observé que la gente de a pie te mira entre la compasión y la admiración. Si levantas la cabeza te puedes frustrar porque no ves descanso alguno por culpa de unas rectas interminables. Mentalmente me distraje mirando las pintadas en el asfalto, todavía están los grandes nombres del último Tour y los nombres anónimos que como yo intentaron cumplir su sueño de coronar el Tourmalet

Tourmalet En La MOngie te esperan rectas al 11 y 12% foto: qué grande ser ciclista

En La Mongie te esperan rectas al 11 y 12%. A 4 kilómetros de la cima.
foto: qué grande ser ciclista

Tocar el cielo

“Los carteles te van informando perfectamente de todo lo que te queda de ascensión, pero a estas alturas cada kilómetro se hace eterno. Empiezas a ser consciente que los deseos se pueden cumplir. A esta altitud, acercándote a los 2.000 metros, las nubes te envuelven, te aíslan del entorno y te recuerdan que no te relajes, todavía quedan 4 durísimos kilómetros en un entorno de leyenda”

Tourmalet El esfuerzo es agónico desde La Mongie hasta el final foto: qué grande ser ciclista

El esfuerzo es agónico desde La Mongie hasta el final
foto: qué grande ser ciclista

El gigante del Tourmalet

“En esta parte final vas enlazando curvas de herradura entre tranquilas vacas que cruzan el asfalto para pastar en la otra pradera. Los agotadores porcentajes del 10 y 12% continúan y el fotógrafo del Tourmalet te acompaña durante unos metros para mostrar al mundo tu cara de sufrimiento. Si tienes fuerzas coge su tarjeta y luego revisa tu figura escaladora en su web phototourmalet.com. Los coches aparcados te indican que estás ante los últimos metros pero si quieres tocar al gigante del Tourmalet todavía tienes una última pendiente del 13% que certifica la hazaña que has realizado y en cierta manera te sientes agradecido, como el vasallo inclinado ante su Rey, encantado de que le haya concedido un día con su majestuosa presencia”

Tourmalet A punto de cumplir el sueño a los 50 rodeado de la niebla y la familia. foto: qué grande ser ciclista

A punto de cumplir el sueño a los 50 rodeado de la niebla y la familia.
foto: qué grande ser ciclista

La “tarta” del cumpleaños

El bar del Tourmalet es auténtico y reconfortante. foto: qué grande ser ciclista

El bar del Tourmalet es auténtico y reconfortante.
foto: qué grande ser ciclista

“Cuando te recuperas, quieres verlo todo, fotografiarlo todo y por supuesto entrar al bar museo, donde seguramente disfrutes de la bebida y comida más reconfortante de tu vida. Durante los siguientes días, en mi cabeza repasé los mejores momentos de la ascensión, quise recuperar lo que sentí en cada pedalada y creo que su recuerdo me va a acompañar durante muchas noches a partir de ahora. Para mí es indudable que ha sido el mejor regalo de cumpleaños que podía tener a los 50 años y por cierto, lo hice rodeado de mi familia, como los buenos cumpleaños”

qué grande ser ciclista ya forma parte de la familia del Tourmalet

qué grande ser ciclista ya forma parte de la familia del Tourmalet

Las cifras y el perfil del Tourmalet

infografía: qué grande ser ciclista

infografía: qué grande ser ciclista

 

www.altimetrias.com

fuente: www.altimetrias.com

¿Por qué es tan duro el Tourmalet?

Tourmalet foto: qué grande ser ciclista

foto: qué grande ser ciclista

A su longitud, 23,5 kilómetros desde Campan, se une su altitud, 2115 metros y su desnivel 1455 metros. Es la dureza propia de los puertos que están en la zona atlántica de los Pirineos, subidas que parten de localidades con poca altitud y cuya pendiente hasta alcanzar los 2000 metros será siempre de porcentajes muy altos.

El ex ciclista gallego Ezequiel Mosquera define muy bien la dureza de los Pirineos franceses:

“la dureza que te consume, con la que agonizas y la que eterniza los puertos en tu mente meses y años después, está en los desniveles acumulados”

Consejos para una primera vez

Tourmalet foto: qué grande ser ciclista

Al fondo, el gigante del Tourmalet foto: qué grande ser ciclista

 

Haz los preparativos con mimo, cada detalle cuenta

Fotografía o haz que te fotografíen, el recuerdo será para siempre

A pesar de su dureza, disfruta todo lo que puedas

Regula y guarda fuerzas hasta Gripp

Verás ciclistas durante toda la subida, pero sigue tu ritmo y haz caso a tus piernas y corazón

No lleves mucho peso, hay momentos en que desearás deshacerte hasta de los bidones

En los momentos de mayor sufrimiento, mira las pintadas del asfalto, desconecta y piensa en los grandes momentos que has vivido por TV.

No tengas prisa, puede que sea uno de los días más inolvidables para un ciclista.

El desarrollo compact es una de las mejores formas para afrontar este coloso, sobre todo para alguien que no está súper preparado.

Haz fotos al principio del recorrido y al final. A partir de Gripp mejor no romper el ritmo con paradas.

Piensa siempre que lo importante es llegar arriba, lo de menos, el tiempo en que lo hagas.

El verano es una estación estupenda para subir el Tourmalet. Es muy probable que hagas la mayor parte de la ascensión entre 15 a 17 grados en agosto.

Arriba, abrígate, los 2115 metros de altura se notan.

Vídeo sobre la subida al Col du Tourmalet

Nos ha parecido interesante este vídeo de la marca francesa Mavic para mostrar su dureza.

Alojamientos en la zona para ascender el Col du Tourmalet

Dónde alojarse para afrontar la subida por la vertiente de St. Marie de Campan siempre es un motivo de duda.

Es cierto que Campan está cerca de la subida. Mucha gente se hospeda en esta localidad y rueda para calentar en dirección a Bagnères de Bigorre (a 7 kilómetros de distancia) para luego volver y comenzar la subida. El tramo es llano o falso llano y puede ser ideal para ir calentando. La opción de hospedarse en Bagnères de Bigorre puede ser muy acertada; es una localidad muy turística y hay una gran oferta de alojamientos.

Otros cicloturistas son partidarios de alojarse en Arreau. Lo hacen quienes quieren ascender primero el bonito y duro Col d’Aspin y encadenar luego el Tourmalet (por la misma vertiente de St. Marie de Campan). En este caso, el problema es, además de la doble ascensión, que el inicio del puerto se encuentra en el mismo pueblo. En este caso es aconsejable recorrer la carretera que lleva hasta St. Lary Soulan para rodar, ya que es una carretera suave sin desniveles y que va por todo el fantástico valle de Aure.

Desde qué grande ser ciclista os animamos a todos a vivir esta gran experiencia. Numerosos cicloturistas de todo el mundo reservan unos días en verano para afrontar la subida del Tourmalet, mucho más que un puerto de montaña.¿Te animas?

taza col du tourmalet

Taza Col du Tourmalet perteneciente a nuestra colección puertos de montaña

Te puede gustar

Pin It on Pinterest